Plantas Suculentas (parte 1)

Hace dos años comencé a coleccionar plantas suculentas y no he podido parar desde entonces. Te quiero mostrar una pequeña parte de mi colección para que ojalá te animes a comenzar la tuya (si aún no tienes una) o puedas identificar alguna planta que ya tengas.

Las suculentas o plantas crasas son plantas que han desarrollado o modificado algunas de sus partes para almacenar agua, ya que normalmente habitan en sitios en donde la disponibilidad de esta es limitada.
Estas plantas tienen muchas peculiaridades, una de las más interesantes es que algunas han desarrollado características muy similares entre si a pesar de pertenecer a familias taxonómicas distintas, son un claro ejemplo de evolución convergente. !Hay miles de especies de suculentas agrupadas en algunas decenas de familias! Algunos ejemplos de suculentas son las cactus, las crasuláceas, los agaves y las plantas piedra.

Aquí la primera parte de la colección.

Crassula perforata
Esta planta es originaria del sur de África y de muy fácil propagación, basta con cortar uno de sus tallos y sembrarlo en un sustrato que no retenga mucha agua para que crezca una nueva planta. El riego debe ser moderado (una vez cada 10 días). Debe tener suficiente luz, (algunas  horas de luz matutina le vienen muy bien).

Hatiora salicornioides
Esta planta pertenece a la familia de las cactáceas y es originaria del sureste de Brasil. Se le conoce con el nombre común de “huesos danzantes”, aunque también se le conoce como “sueño de borracho” (¿qué?), “patita de rana” o “cactus botella”. Requiere mucha luz, pero no del sol directo y un riego cada semana le viene bien.
Esta planta también es de muy fácil propagación, cada segmento de la planta puede ser una nueva. Solo arranca uno (cuidando de separarla exactamente en la parte segmentada), déjalo en un lugar seco por una semana y luego procede a enterrarla un poco de manera vertical sobre un sustrato con buen drenaje.

Graptoveria fanfare
Esta hermosa planta pertenece a un género híbrido, cruza de especies del género echeveria y  del género graptopetalum (ambos endémicos de América). Esta planta requiere de mucha luz y un poco de sol directo de vez en cuanto, su riego debe ser moderado.

Crassula plegmatoides
Esta planta es originaria del sur de África (Sudáfrica y Namibia). Le gustan los lugares con mucha luz y es poco tolerante al exceso de agua, su riego puede ser cada 10 días, siempre y cuando tenga un sustrato con buen drenaje.

Adromischus cristatus
Esta planta es endémica del sur de África, al igual que C. plegmatoides es muy sensible al exceso de riego por lo que este debe ser moderado. Le gustan los lugares con mucha luz y un poquito de sol directo. Esta planta se puede propagar muy fácilmente, basta con cortar una de sus hojas y sembrarla en un sustrato con buen drenaje.

Euphorbia meloformis
Esta planta también es endémica del sur de África. Es poco tolerante al exceso de agua, por lo tanto su riego también debe ser moderado. Puede tolerar  bien el sol directo sin ningún problema. Los “espinas” que se aprecian en la imagen son realmente pequeños tallos secos en cuyos extremos se encontraba una flor (pedúnculos).

Hasta aquí la primera tanda de mi pequeña colección, ¡gracias por tu visita!

2 thoughts on “Plantas Suculentas (parte 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *